Grupo de Investigación UCM (ref. 971672) sobre Psicología del Testimonio.
Facultad de Psicología, Universidad Complutense de Madrid (España).
Investigador principal: Antonio L. Manzanero.

Introducción

La Psicología del Testimonio trata de la aplicación de los conocimientos sobre los procesos psicólogicos básicos (atención, percepción, memoria y procesos afines) a la obtención y valoración de la prueba testifical.
En sus inicios, la Psicología del Testimonio surge como un intento de estudiar la Psicología de la Memoria y la Percepción en entornos cotidianos. Por ello, su desarrollo discurre paralelamente al de la Psicología Experimental. Autores como Stern, Münsterberg, Binet o Whipple fueron pioneros en la realización de las principales investigaciones en el área, a finales del siglo XIX y principios del XX. Desde entonces y hasta nuestros días el desarrollo de la Psicología del Testimonio vendrá determinado por los avances teóricos y metodológicos de la Psicología Experimental. De este modo, podemos hablar de tres épocas en la historia de la Psicología del Testimonio: a) una primera época de inicio hasta los años 30-40 del siglo XX, donde se perfilan los principales tópicos de la disciplina; b) una época de crisis hasta los años 60, donde perdura casi en exclusiva el interés por los factores conductuales asociados a la credibilidad de los testimonios; y c) una época de renacimiento y pleno apogeo con los paradigmas del Procesamiento de la Información, desde los años 60 hasta nuestros días, donde el interés por la psicología del testimonio crece exponencialmente, situándose de nuevo en un lugar destacado en los estudios aplicados de la psicología de la atención, la percepción y la memoria. Así, hoy en día la psicología del testimonio genera interesantes temas de estudio como el del efecto de la información sugerida, la distinción del origen de los recuerdos o los factores de influencia en la percepción y el reconocimiento de personas.
Por otro lado, la creciente demanda forense en el sistema de justicia y la especialización de los cuerpos de seguridad en la prevención y persecución de delitos hacen de la Psicología del Testimonio una especialidad muy demandada, como lo muestra el hecho de que desde principios de los 90 hasta nuestros días se hayan multiplicado las actuaciones periciales en los juzgados, sobre aspectos relacionados con los factores de influencia en la exactitud de las declaraciones e identificaciones. Progresivamente la formación en Psicología del Testimonio se ha incorporado al currículo de abogados, magistrados, policías y todas aquellas personas relacionadas con la administración de la justicia.

Nuevo Libro

Obtención y valoración del testimonio: Protocolo holístico de evaluación de la prueba testifical (HELPT)

José L. González y Antonio L. Manzanero
Madrid: Pirámide, 2018
ISBN: 978-84-368-3928-9


Índice:
Prólogo; 1. Enfoque Holístico de Evaluación de La Prueba Testifical (HELPT); 2. Recopilación y análisis de la información para la evaluación pericial de la validez de la prueba testifical; 3. Factores de influencia sobre la exactitud de las declaraciones; 4. Evaluación de habilidades para testificar; 5. Entrevista de investigación policial: habilidades de comunicación interpersonal; 6. Procedimientos básicos de entrevista de investigación; 7. Entrevista a víctimas vulnerables; 8. La identificación de los agresores; 9. Interrogatorio de inculpados; Apéndices; Bibliografía
 


Este manual nace con la vocación de facilitar la obtención y valoración de la prueba testifical  a policías, fiscales, abogados, jueces y psicólogos forenses que intervienen en las investigaciones criminales, y por extensión, a todos aquellos que realicen actividades investigativas similares a las del proceso penal (periodistas, historiadores...). También puede ser una buena lectura para los alumnos de grados y posgrados relacionados con la psicología criminalista y la criminología interesados en acercarse a las técnicas de investigación criminal y al proceso penal. Sin ser un manual específico sobre pericias de credibilidad, se profundiza lo más posible en los fundamentos de esta tarea, dejando negro sobre blanco lo que se sabe al respecto, desmitificando conceptos que quizá se han instalado en la práctica profesional sin suficiente apoyo empírico, y proponiendo líneas de futuro para mejorar esas prácticas.

Nuevo número del Anuario de Psicología Jurídica 2018



Vol. 28. Núm. 1. Febrero 2018. Páginas 1-82












Artículos

La Personalidad en Población Carcelaria: un Estudio Comparativo en Ecuador
Verónica Molina-Coloma, Karmele Salaberría y José I. Pérez
Vol. 28. Núm. 1.  1-7 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF

Movilizar el cambio en menores con medidas judiciales: de la atribución al vínculo
Silvia Rodríguez, Ma Carmen Muñoz, María D. García
Vol. 28. Núm. 1. 8-14 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF

Menores que maltratan a sus progenitores: definición integral y su ciclo de violencia 
Cristian Molla-Esparza, Concepción Aroca-Montolío
Vol. 28. Núm. 1. 15-21 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF

Los Menores Víctimas de Abuso Sexual en el Proceso Judicial: el Control de la Victimización Secundaria y las Garantías Jurídicas de los Acusados
Ignacio José Subijana y Enrique Echeburúa
Vol. 28. Núm. 1. 22-27 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF

Revisión Pormenorizada de Homicidios de Mujeres en las Relaciones de Pareja en España
José L. González, Mª José Garrido, Juan J. López, José M. Muñoz, Ana Arribas, Pablo Carbajosa y Enrique Ballano
Vol. 28. Núm. 1. 28-38 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF

Tipologías de Feminicidas con Trastorno Mental en España
Raúl Aguilar-Ruiz
Vol. 28. Núm. 1. 39-48 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF

Development and Validation of an Adolescent Gender-Based Violence Scale (ESVIGA)
Maria Penado-Abilleira y María Luisa Rodicio-García
Vol. 28. Núm. 1. 49-57 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF

La Adopción Homoparental en Colombia:presupuestos Jurídicos y Análisis de la Idoneidad Mental
Lina Acevedo-Correa, Juan Marín-Castillo, Diego Heredia-Quintana, Maricelly Gómez-Vargas, Nicolle Múnera-Rúa, Laura Correa-Sierra y Juan Medina
Vol. 28. Núm. 1. 58-65 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF

Satisfacción con la Vida y Factores Asociados en una Muestra de Menores Infractores
Cristina Garrido-Montesinos, Javier Pons-Diez, Sergio Murgui-Pérez y Jessica Ortega-Barón
Vol. 28. Núm. 1. 66-73 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF

Psicología Jurídica y Forense en España: un Estudio desde los Másteres Oficiales y Títulos Propios Adscritos a las Universidades Españolas
Francisco González-Sala, Julia Osca-Lluch, Francisco Tortosa-Gil y María Peñaranda-Ortega
Vol. 28. Núm. 1. 74-80 Febrero 2018

Resumen Texto Completo PDF


Crítica de Libro:
Las custodias infantiles. Una mirada actual. Madrid: Editorial Biblioteca Nueva
Laura Gonzalez-Guerrero
Vol. 28. Núm. 1. 81-82 Febrero 2018

Texto Completo PDF

  





 
 

Perfilando al asesino

Un equipo de psicólogos de la Guardia Civil asesoró a los investigadores del caso de Diana Quer para enfrentarse al presunto homicida

Patricia Ortega Dolz
Madrid
14 ENE 2018







EL PRESUNTO ASESINO DE DIANA QUER, ENRIQUE
ABUIN GEY, A SU SALIDA DE SU VIVIENDA
TRAS UN REGISTRO. OSCAR CORRAL EL PAÍS
Desde una perspectiva criminológica se entiende que “cuanto más riesgo ha asumido una víctima aumenta el número de autores potenciales, es decir, hay más probabilidad de que pueda ser cualquiera, de que lo ocurrido se deba a un encuentro fortuito. Y a la inversa: si alguien es atacado a plena luz del día en un lugar concurrido, es más probable que el autor sea de su entorno”. Desde una perspectiva psicológica, se interpreta que “cuanto más se quiere uno a sí mismo, menos quiere a los demás”. Ambos principios básicos, entre otros muchos aplicados por un equipo de psicólogos de la Guardia Civil, sirvieron para abrir y cerrar hipótesis y cercar al homicida en el caso de la desaparición de la joven madrileña Diana Quer el 22 de agosto de 2016, en A Pobra de Caramiñal (A Coruña). El 30 de diciembre era detenido José Enrique Abuín, El Chicle; y al amanecer del último día del año se localizaba el cuerpo de la chica en un depósito de agua de Asados (Rianxo). Pero 500 días antes de eso, los investigadores tuvieron que empezar a conocer muchas cosas de la personalidad de la víctima y de su presunto agresor.
La Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil la componen cuatro psicólogos y un criminólogo. Su misión, desde que fue creada en 1994, es apoyar a los investigadores y analizar todos los aspectos de la personalidad de la víctima y del sospechoso que sirvan para priorizar las hipótesis y líneas de investigación, también las estrategias para actuar sobre los presuntos implicados y aportar detalles que apuntalen los indicios incriminatorios. Casi siempre se les llama para elaborar un perfil en crímenes de autor desconocido, casos en punto muerto. Los responsables de la investigación de la desaparición de Diana Quer, el 22 de agosto de 2016 en A Pobra de Caramiñal, les llamaron hace unas semanas. La denuncia por una agresión de una joven en Boiro (A Coruña) el 29 de diciembre les hizo sospechar que podía tratarse del tipo que figuraba en su lista como “sospechoso número uno”, Abuín.

Un caso claro
En un caso que los investigadores aseguran que tenían claro, pero que un juez archivó en abril “por falta de pruebas”, no se podían permitir fisuras. Los psicólogos llegados de Madrid jugaron un papel crucial, según dijo el coronel Sánchez Corbí, después de que El Chicle confesara y ubicara el cuerpo de la joven en un depósito de agua de una antigua nave de Asados (Rianxo). Allí la encontraron, sumergida, desnuda y atada a dos bloques de hormigón. Casi 500 días después el caso quedaba listo para ser juzgado, y unos padres vapuleados por los medios podían por fin enterrar a su hija este jueves y descansar.

De El Chicle los investigadores lo sabían casi todo tras más de un año siguiéndole los pasos. Conocían su fanfarronería, sus escarceos, sus infidelidades, su desapego hacia su mujer y su hija, su apego a sus padres, sus aficiones al running y a los coches, su tendencia a exhibir públicamente lo que para él eran logros pero, sobre todo, conocían sus preocupaciones: “Sabía que le seguían y actuaba en consecuencia”. Todo eso fue clave en un interrogatorio en el que los agentes midieron muy bien los tiempos: 72 horas que dijera dónde había dejado el cuerpo. “Al quedarse sin la coartada de su mujer, tuvo que reconocer que la había matado, pero dijo haberla atropellado y arrojado su cuerpo en un lugar en el que no podía ser encontrado: unas tierras movidas, una ría... Quería convertir el caso en otro Marta del Castillo”, dice un investigador.

Ante ese previsible comportamiento mentiroso los psicólogos les asesoraron. Tenían que ganarse su confianza. Había que dejarle hablar de él, para que se sintiera cómodo porque le gustaba hablar de sí mismo. Y que, poco a poco, le fueran poniendo frente a sus contradicciones. Al final, El Chicle, desesperado y acorralado, confesaría el lugar en el que estaba el cuerpo convencido de que esa familia no se merecía no poder enterrar a su hija. Como un último acto de bondad. Incluso llegó a agradecerles a los investigadores la liberación que sentía al finalizar el interrogatorio.